¿Por qué la grifería de un hospital es diferente?

Ducha higiénica para el wc
Soluciones a la falta de espacio en tu baño
9 septiembre, 2020
ducha higiénica
¿Es la ducha higiénica la mejor alternativa al bidé?
22 septiembre, 2020
Mostrar todo
Grifos para hospitales

Todo el mundo sabe que la higiene de manos es un factor muy importante para poder eliminar posibles virus de nuestro cuerpo, y más si se trabaja en un centro hospitalario. Habitualmente existen griferías para hospitales que son distintas de las que tenemos en el hogar.

La grifería se debe adaptar a las necesidades del personal que lo utiliza a diario. Por eso existen en el mercado grifos pensados para dar soluciones que se adapten a tu manera de vivir o trabajar.

¿Quieres conocer los tipos de grifos para hospitales que existen?

  • Grifería temporizada: sirve para reducir el consumo de agua que se utiliza, ya que su funcionamiento consiste en la apertura del grifo a través de un pulsador que hace que, después de unos segundos, el grifo se cierre automáticamente. Es habitual encontrar este tipo de grifería en centros hospitalarios y sanitarios, residencias de ancianos y sitios públicos en los que hay mucha afluencia de gente.
  • Grifería termostática: estos grifos se encargan de regular la temperatura del agua de manera automática, así se evitan contrastes de temperatura muy agresivos, es decir, ni el usuario se quemará ni se congelará. Además, gracias a ese control se evita el derroche de agua hasta lograr que salga a la temperatura correcta.
  • Pedales temporizados: al igual que pasa con la grifería temporizada, el grifo se activa a través de un pedal que hace de pulsador para la salida del agua. El cierre del caudal es automático, con lo que también se consigue ahorrar litros de agua perdidos por un mal cierre de grifería. Los grifos con pedal son muy cómodos, para no tener que estar manipulando los mandos, y poder así accionar el mecanismo de forma sencilla.
  •  Grifería electrónica: es un mecanismo que hace que el caudal del grifo se active automáticamente cuando detecta la presencia de la mano bajo el caño y, una vez retirada la mano, el grifo corta el caudal automáticamente, evitando así una pérdida masiva de agua. Otra de sus ventajas es que, al no tener que tocar el grifo, se evita la posible contaminación producida por el contacto.

En definitiva, todos estos modelos de grifos son aptos para centros hospitalarios, grandes colectividades y locales de hostelería, ya que se consigue reducir el volumen de agua que sale por ellos, con el consiguiente beneficio en la factura y para el medio ambiente.

En Grizasa estamos seguros de que encontrarás el modelo más adecuado y, si tienes dudas, pregúntanos. Te las aclararemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies