Qué tener en cuenta a la hora de elegir el mejor grifo para tu cocina

¿Conoces la historia de los grifos?
22 noviembre, 2020
Griferías sin contacto
Ventajas de los grifos sin contacto
3 diciembre, 2020
Mostrar todo
grifo de cocina

Si estás pensando en cambiar el grifo de la cocina de tu hogar, debes tener en cuenta algunos detalles importantes para acertar con la decisión y tener un grifo funcional, además de estético. Como especialistas en la fabricación y comercialización de las mejores marcas de grifería, creemos que es esencial saber que existen diferentes modelos de grifos que pueden quedar ideales en una cocina. ¿En qué aspectos hay que pensar para elegir el más adecuado?

Aspectos importantes para elegir un grifo para la cocina

  • Espacio disponible: es necesario tomar medidas para saber con qué espacio cuentas exactamente para colocar un grifo.
  • Ubicación: ¿dónde vas a colocar el grifo? ¿estará instalado en la encimera, o en la pared?
  • Mantenimiento: hay que pensar en el mantenimiento y limpieza que necesitará el grifo para mantener su aspecto, brillo y estado el mayor tiempo posible.
  • Durabilidad: lo ideal es apostar por un grifo de buena calidad y duradero, para que dure muchos años en perfectas condiciones.
  • Diseño: una vez considerados los puntos anteriores, es el momento de pensar en qué grifo es el que mejor se adapta a la decoración elegida para la cocina. Existen modelos muy cuidados al mismo tiempo que funcionales.
  • Ahorro de agua: hay grifos que ayudan a gastar menos agua, que permiten controlar el caudal.

Por otro lado, hay que tener muy claro el tipo de grifo que se va a colocar en la cocina. En función de cómo se abren y de cómo regulan el agua, existe una gran variedad:

  • Monomando: cuentan con un único mando que permite regular el caudal y la temperatura del agua.
  • Bimando: son los más tradicionales y clásicos. Tienen dos mandos para regular la temperatura del agua.
  • De pedal: muy comunes en las cocinas industriales. Se accionan mediante un pedal en el suelo.
  • Electrónicos: se activan mediante sensores. Es muy habitual encontrarlos en baños concurridos, como los de los hospitales o aeropuertos, por ejemplo, y cada vez más hogares apuestan por ellos.
  • Termostáticos: se utilizan normalmente para las duchas, pero cada vez se ven más en las cocinas. Tienen dos mandos, con uno se regula la temperatura y con otro el caudal del agua.

En Grizasa, como profesionales de la fabricación y comercialización de las mejores marcas de grifería, creemos que con toda esta información ya estás preparado para elegir el mejor grifo para tu cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.